Honduras - Pueblo Tawahkas

DESCRIPCI?N DEL PUEBLO, GRUPO ?TNICO O DE LA CULTURA:

Familia lingüística: La lengua materna de este pueblo es el Tawahka, clasificada entre la Misupalpan, también hablan Miskito y con cierta dificultad el español.  

Los Tawahkas llaman a su lengua twanka, que muestra una similitud con la denominación que, a principios del siglo XVII los españoles dieron a los indios de la zona del Guayape-Guayambre: Tahuajcas.

(http://www.mesoamerica-travel.com/espanol/ecoturismo/etnias/tawahkas)

Nombre propio: Conocidos por los españoles como Taguacas, son descritos por aquéllos como indóciles y belicosos, tanto en sus relaciones con los indios lencas como con los conquistadores y misioneros.

Nombre atribuido: A los tawahkas también se  les denomina Sumu, Soumo, Sumoo Woolwa, Sumo Tawahka, Taguaca.  

La palabra sumo tiene que ver con los hechos históricos. En miskito alude a una situación de inferioridad. (Rivas: 367)

Área cultural: El territorio Tawahka se ubica culturalmente en la zona intermedia.

Etnohistoria: Los tawahkas de Honduras han ocupado una porción significativa del sur oriente del país. El primer contacto que tuvieron con los españoles fue en 1604.

Los Tawahkas o sumos eran uno de los grupos indígenas más extensos de Centroamérica durante el periodo colonial. Se extendían hacia el sur desde el río Patuca en Honduras, a través de la sierra central de Nicaragua, hasta el río Rama. Durante la época colonial, se vieron obligados a replegarse hacia el interior del país, ante la belicosidad e intransigencia de los misquitos o zambos; así fue como se establecieron en la región central. Al parecer los Tawahkas tienen parentesco cercano con los misquitos. Hay muchos rasgos socioculturales que los asemejan y la lengua es uno de esos elementos.

Antiguamente estaban formados por diez sub tribus: Tawahka, Panamako, Ulwa, Bawinka, Kukra, Yusku, Prinzu, Boah, Islam y Ki.

Los documentos coloniales indican que fueron el grupo dominante en esta zona por lo menos durante cuatro siglos. La evidencia indica que el núcleo de las tierras tawahkas de Honduras siempre se ha situado en los alrededores de la confluencia de los ríos Wampú y Patuca, en donde viven actualmente. Gran parte de los Tawahkas residentes en la zona de La Mosquitia son una mezcla de miskitos, pech y ladinos

Las relaciones familiares y de amistad han sido el patrón cultural que han determinado las demás formas interrelacionales y productivas. Muestran marcadas tendencias comunitarias.

Los Tawahkas han conservado gran parte de su cultura autóctona tanto en lo económico, social, cultural a través de varias manifestaciones religiosas artísticas, alimenticias, jurídica como en su entorno ecológico. En el aspecto económico, la unidad productiva de la etnia es la familia, principal grupo generador de la fuerza de trabajo.

Su música esta representada por algunos instrumentos musicales como: bahah ( flauta), Sibayan ( maraca), Durum (tambor), el Kuah Untak (cascarón de tortuga), Lunkú (arco) etc.

En el aspecto alimenticio elaboran bebidas y comidas propias de la zona, entre ellas la chicha de maíz, de arroz, aguardiente de supa, el guabul (bebida preparada a base de guineos verdes y agua) (Rivas: 1993, http://www.angelfire.com/ca5/mas/etnias/etny.html)

Áreas ocupadas por el grupo étnico o cultura: El terreno histórico de los sumo tawahkas de Honduras lo constituye uno de los últimos remanentes de bosque tropical húmedo, que es un santuario de recursos que les ha permitido continuar su forma de vida tradicional basada en una agricultura de subsistencia y en buena medida en la caza, la pesca y la recolección (Herlily y Leake 1988).

Tiempo de ocupación del territorio: Los tawahkas habitan esta región desde el siglo XVII aproximadamente. De acuerdo a Linda Newson, los sumus eran uno de los grupos indígenas más extensos de Centroamérica durante el período colonial. Se extendían hacia el sur desde el río Patuca en Honduras a través de la sierra central de Nicaragua, hasta el río Rama. (Newson 1992:61)

Formas de asentamiento: El pueblo Tawahka, antiguamente, estaban formado por diez sub tribus: Tawahka, Panamako, Ulwa, Bawinka, Kukra, Yusku, Prinzu, Boah, Islam y Ki; actualmente, está distribuido en siete comunidades: Krautara y Krausirpe en el Municipio de Brus Laguna, Departamento de Gracias a Dios; Yapuwas, Kamakasna y Parawas en el Municio de Culmí, Departamento de Olancho. (Rivas 370)  

Son comunidades pequeñas centradas en la familia, que pueden caracterizarse como familia extendida. La mayor parte de los siete poblados actuales se caracterizan por albergar de un 90 a un 95 por ciento de los miembros de una misma familia. Son materialmente pobres, desprovistos de los servicios básicos.

Migraciones: Descendientes también de grupos distintos de la cultura mesoamericana del sur occidente y centro de Honduras, los sumos o tawahkas constituían tribus selváticas y nómadas, que a la llegada de los españoles recorrían el curso medio del río Patuca, en lo que es el actual departamento de Gracias a Dios.  

Se supone que en fechas muy lejanas los antepasados de los Tawahkas, Misquitos y los Ramas, otro grupo emparentado, emigraron desde lo que hoy es Colombia pasando por el istmo de Panamá.

(http://www.mesoamerica-travel.com/espanol/ecoturismo/etnias/tawahkas)

Sistema de culto: Sánchez asegura que la mezcla del conjunto de creencias de los tawahkas, y el medio de convivencia con los pueblos vecinos, dificulta la identificación de la original creencia chamanística tawahka, que controla sus prácticas medicinales tradicionales. Estos ponen toda su fe en los poderes místicos de los sukias, hombres o mujeres escogidos por los espíritus que se convierten en sus mensajeros, tanto para hacer el bien o para hacer el mal. Los elegidos experimentan un proceso de pruebas y sufrimiento que pueden llegar a ser graves enfermedades. Aquellos que sobreviven son sukia. Sin embargo, existe otra forma de ser elegido, la cual es la más dramática e impresionante: ser electrocutado por un rayo, aquellos que sobreviven la descarga eléctrica son considerados como los más poderosos. Los  poderes curativos de un sukia provienen de su guía espiritual, con el cual se mantiene en continua comunicación. (Sanchez, House: 03)  

Los sukias, se dedican a las actividades curativas y  basan sus conocimientos en el saber tradicional sobre la flora y la fauna locales. El chamán cura tanto enfermedades biológicas y psicosomáticas como espirituales a través de la inducción de estados de ánimo subliminales que denominan éxtasis. (Lara Pinto, p24) 

De acuerdo a Ramón Rivas, en sus cultos funerarios, los tawahkas colocan dentro de las sepulturas unos bastones sólidos para que el alma pueda defenderse y escapar de los peligros que la amenazan. (Rivas: 385).

Según su cosmovisión, la muerte es atribuida  a causas naturales y en otros tiempos, a la acción de un brujo o de los espíritus malignos. En el velorio participa toda la comunidad; el orador dirige sus oraciones al difunto; en tiempos pasados, el sukia era quien invocaba a los dioses. Entre los asistentes se reparte comida y bebidas alcohólicas. El entierro ocurre veinticuatro horas después del deceso; el cuerpo es llevado al cementerio con los pies por delante, en un féretro cargado por cuatro hombres y colocado en una tumba cerca de la casa de habitación o en el campo.  Antiguamente, los zukias debían capturar el alma del difunto y   conducirla hasta su última morada, en caso contrario el alma erraba sin destino y causaría muchos perjuicios a los pobladores. Para lograrlo se ponía a bailar ardedor de un insecto y lo acercaba al muerto invitando al alma a penetrar al cuerpo del animal. El zukia colocaba el insecto en un recipiente y lo liberaba en la proximidad de la tumba para que el alma pudiera pasar del animal al cadáver. (Rivas 385)

Sistema económico: Los tawahkas están estrechamente vinculados con la tierra. La principal actividad económica que han realizado a través de su historia es la agricultura de subsistencia, utilizando tecnología tradicional. La dieta es complementada con la caza, la pesca y la recolección de frutos silvestres. La unidad productiva de la etnia es la familia, principal grupo generador de la fuerza de trabajo. El trabajo agrícola lo realizan en los trabajaderos, por lo general, a la orilla del río. Algunas veces frente a las aldeas y otras, río arriba, a varios kilómetros de distancia de los poblados.

Los hombres tawahkas participan en la construcción de pipantes (especie de canoas).

Actualmente, el segundo semestre de cada año, de Junio a Diciembre, los tawahkas se ocupan de la extracción del látex del árbol sapotáceo llamado chicle, esta actividad productiva se ha visto disminuida por la escasez de compradores.

Entre las actividades de remuneración económica está la antigua práctica del lavado de oro sobre las veras acuíferas del río Patuca.

Vale la pena mencionar que en los años 30, muchos tawahkas realizaban actividades asalariadas en plantaciones de banano, cerca de sus poblados.

(Rivas: 373, 376-379)

Sistema político: En la organización social de esta etnia la familia es dirigida por los mayores, quienes a su vez forman gobiernos locales o consejos de ancianos, que son considerados como la autoridad máxima en el seno de la comunidad. El Consejo de Ancianos Tawahka es el poder informal que coordina el gobierno local tawahka, conjuntamente con los chamanes y los líderes de la iglesia católica. (Lara: 24)

La máxima organización étnica es el consejo de desarrollo comunal. (Lara: 92)

Clasificación: Rivas escribió sobre los Tawahkas que son agricultores de subsistencia; esta actividad está orientada al auto consumo y utilizan tecnología tradicional en la caza, pesca y la recolección silvestre. La pesca la practican en ríos, canales y manantiales aledaños al río Patuca.

DESCRIPCI?N DE LA ECO REGI?N

Oferta Climática: Según la clasificación climática de Köppen, el pueblo Tawahka  se ubica en territorios con un clima variante, que tienen un régimen de temperaturas promedio anuales de 18 ºC  (entre 16 y 24 ºC). Está determinado por la circulación general de los vientos atmosféricos de la zona del caribe. Es una zona bastante lluviosa por lo que el período de sequía no tiene características acentuadas. (Rivas: 399)

Oferta de suelos: Los Tawahkas se ubican en los departamentos de Gracias a Dios y Olancho, los cuales presentan características de suelos limosos y arcillosos, según Simmons.

La sabana miskita que tiene una extensión mayor a las 200,000 hectáreas no representa una alternativa agrícola o ganadera por las características de sus suelos ácidos que son a su vez altamente susceptibles de incendios en verano y anegadizos en invierno.

Oferta del Relieve: La región tawahka corresponde a un bosque húmedo tropical. Contiene colinas con mucha pendiente, montañas, zonas pedregosas, valles en los ríos y cuencas entre montañas. Se incluyen áreas muy pequeñas de pantanos y ciénagas. La aptitud de estas tierras es forestal.

Los suelos pueden agruparse en tres categorías:

Tierras muy húmedas en lo alto de los ríos y a lo largo de las lagunas. Tienen potencial para el uso agrícola y son importantes en el desarrollo de la pesca y la vida silvestre.

Junglas latifoliadas al este del Río Patuca y la Montaña del Mocorón, éstas tierras no son aptas para la agricultura.

Sabana de pino son suelos muy pobres. (Rivas: 418)

El territorio tawahka es muy desigual y montañoso; es cruzado por varias de las serranías, ramales de la Sierra de Agalta con orientación de suroeste a noreste, entre los departamentos de Olancho y Colón, e incluye las Montañas del Carbón, y las de los Ríos Sico y Paulaya. (Rivas, 1993:321)

Vegetación y biomas: El territorio tawahka es un bosque húmedo tropical, en el que se encuentran coníferas en una gran concentración, las cuales se presentan en formaciones puras o combinadas con especies del género Quercus sp y Liquidámbar.

Tambien se encuentran Bosques de Latifoliadas, de gran diversidad, los cuales albergan alrededor de 200 especies de árboles y plantas menores diferentes, de estas se utilizan comercialmente la caoba (Swietenia macrophylla) y el cedro (Cedrela odorata). 

Debido a que estos bosques se encuentran en suelos de textura arenosa, con pendientes de moderadas a fuertes y con alto nivel de erosión, su capacidad productiva es muy limitada y se basa en un complicado equilibrio entre diferentes especies de plantas. Sin embargo, a pesar de ello, las tierras desmontadas son utilizadas por los tawahkas hasta que su capacidad productiva agrícola se agota (alrededor de 5 ciclos de producción) luego de lo cual la tierra agotada se convierte en pastizales o se deja abandonada y el proceso de desmonte se inicia nuevamente en un lugar diferente.

CARACTERIZACI?N DE LA OFERTA HÍDRICA:

Oferta atmosférica: En base a la caracterización climática del ciclo hidrológico, la precipitación media anual en Honduras alcanza valores de 1880 mm/año, permitiendo definir el clima hondureño como húmedo y sub húmedo /índice UNESCO de aridez/

En la cuenca del Río Patuca, principal fuente hídrica para los tawahkas, se registran precipitaciones máximas de 2111 mm/año y mínimas de 1380 mm/año

El valor de evapotranspiración de esta cuenca, llega a valores máximos de 1133mm/año y mínimos de 1061  mm/año.

Los valores máximos y mínimos de humedad relativa para la zona tawahka son de 81 y 82mm/año respectivamente. (Balance Hídrico/SERNA: 67,93)

Oferta superficial: En la zona que habitan los tawahkas, departamentos de Gracias a Dios y Olancho, corren los Aguán, Tinto, Coco, Grande Escondido y San Juan; ríos Wampu, wasprasni, afluentes del Río Patuca, cuya cuenca tiene una cota máxima de 1865 msnm, una aportación de 23.706 hm³/año y desemboca en la vertiente del Atlántico.

El recurso hídrico de mayor importancia es el Río Patuca cuya cuenca total es de 24500 Km², de los cuales 10900 se encuentran en La Mosquitia. (Rivas: 419, Conzemius: 25)

Oferta subterránea: En el territorio de los departamentos de Gracias a Dios y Olancho, se encuentran rocas con recursos de agua subterráneas locales y limitados. (SINIA/SERNA)

ACCEDA DESDE AQUÍ A LA FICHA COMPLETA DEL PUEBLO TAWAHKAS


Honduras

honduras Pueblo Chortis Pueblo Chortis Pueblo Chortis Pueblo Garífunas Pueblo Garífunas Pueblo Garífunas Pueblo Garífunas Pueblo Garífunas Pueblo Garífunas Pueblo Negros de habla inglesa Pueblo Negros de habla inglesa Pueblo Negros de habla inglesa Pueblo Negros de habla inglesa Pueblo Negros de habla inglesa Pueblo Pech Pueblo Pech Pueblo Pech Pueblo Pech Pueblo Tawahkas Pueblo Tawahkas Pueblo Tawahkas Pueblo Tolupanes Pueblo Tolupanes