México - Pueblo Mazahuas

DESCRIPCI?N DEL PUEBLO, GRUPO ?TNICO O DE LA CULTURA:

Familia lingüística: Otomangue, de donde se deriva el tronco otopame, al que pertenece la familia otomí-mazahua. ?sta se encuentra emparentada con las lenguas otomí, pame, matlatzinca, ocuilteca (tlahuica o atzinca) y chichimeca.

Existe una variación importante en vocabulario, pronunciación y léxico entre la zona norte ??Temascalcingo- y la sur ??San Felipe del Progreso. Algunas clasificaciones marcan diferencias Estado de México y Michoacán, pero esta última es más próxima a la del sur. 

Nombre propio: La autodenominación es, de acuerdo con las diferentes variantes, jñato, jñatro, jñatrjo, (los que hablan).

Nombre atribuido: Mazahua, del náhuatl maza-tl ??venado- y el sufijo ??hua dueño o el que posee, o "gente del venado". 

Área cultural: Mesoamérica, en la región noroeste del Estado de México, en los      municipios de Atlacomulco, El Oro, Temascalcingo, San Felipe del Progreso, Ixtlahuaca, Jocotitlán, Villa Victoria, Valle de Bravo, y Donato Guerra; y en el estado de Michoacán en Angangueo, Ocampo, Tlalpujahua, Zitácuaro y Susupuato.

Etnohistoria: Los mazahuas tienen como vecinos a los otomíes con los que mantiene relación, sobre todo de tipo comercial, pues intercambian los productos de sus respectivas regiones. Los otomíes en la margen derecha del río Lerma, y los mazahuas en la izquierda.

Según la tradición oral, los mazahuas descienden del Dios Sol y de la Madre Luna; los primeros hombres eran gigantes que se les llamó ??ma ndaa? (eran altos); posteriormente vinieron los enanos, a los que se les llamó ??mbeje? (insignificantes) y nosotros correspondemos a la tercera generación y nos llamamos ??jñatjo? (los que hablan). Y según historiadores como Carlos Basauri en la ??Población indígena de México; familia ??otomiana?? mazahuas?, dice: ??En la migración chichimeca hacia el sur y valle de México, que se efectuó desde el siglo VI al XII, aproximadamente, caminaban cinco tribus, uno de cuyos jefes Mazahuatl, parece haber sido el caudillo de la familia mazahua, siendo los demás jefes de las tribus matlazincas. Ocuparon el valle de Toluca y lugares circunvencinos?. Territorio que actualmente ocupan hacia la parte noroeste del Estado de México y oriente del estado de Michoacán. Después de la conquista sufrió un gran declive demográfico y pérdida territorial.

Albores (1995:133) y Jarquín (1987:80) señalan el fin del modo de vida lacustre en el Alto Lerma con el inicio del sistema colonial (siglo XVI). La diferenciación social que promovió el sistema colonial favoreció la aparición de las haciendas, las cuales se propagaron y consolidaron en la región del Alto Lerma a lo largo de los siglos XVII y XVIII. En la zona mazahua esto implicó la expansión de la producción de trigo, y otros granos, y la aparición de los sistemas de riego. Se considera que antes existieron en varias partes las cajas de agua, o sistemas de almacenamiento de volúmenes más pequeños durante la temporada de lluvias, en los cuales se canalizaba el agua de una parcela a otra.

La relación que se establece entre los mazahuas y los mestizos (Nguicha, b??ota) se caracteriza porque estos últimos consideran inferiores a los indígenas; es pues una relación asimétrica, ya que los mestizos tienen el control del mercado local, son los intermediarios y los que puede dar empleo al indígena. Entre estos dos grupos se establecen ocasionalmente relaciones de compadrazgo, generalmente porque un mestizo apadrina a un niño indígena; no es común que un mazahua apadrine a un niño mestizo.

Actualmente hay 133,420 hablantes de más de 5 años de edad hablantes de mazahua (censo 2000), por lo que la estimación de la población total asciende, de acuerdo con cada metodología hasta más de 200,000 personas con la adscripción étnica.

Áreas ocupadas por el grupo étnico o cultura: Según grandes ecosistemas, grandes unidades ecológicas o regiones y provincias biogeográficas.

Desde principios del siglo XVI, los Mazahuas han ocupado esta zona, que está integrada por una serie de montañas, lomas y valles en los que predomina el clima frío. De los municipios donde se asienta el pueblo Mazahua, nueve tienen un alto grado de marginación: Villa Victoria, San Felipe del Progreso, San José del Rincón, Donato Guerra, Ixtapan del Oro, Villa de Allende, Almoloya de Juárez, Ixtlahuaca y Temascalcingo; dos un grado medio: El Oro y Jocotitlán; y dos un grado bajo de marginación: Atlacomulco y Valle de Bravo, lo que significa que se trata de una región y un pueblo con grandes necesidades sociales y económicas. Algunos de esos municipios como, San Felipe del Progreso, San José del Rincón, Villa Victoria y Villa de Allende, tienen población predominantemente Mazahua. 

Tiempo de ocupación del territorio: Se estima que la presencia de los grupos otomianos es previa al     surgimiento de las sociedades clásicas, y de acuerdo a los estudios arqueológicos, si bien no hay grandes centros ceremoniales, si hay pruebas de habitación continua en varios sitios del valle de Toluca desde hace más de tres mil años. En el siglo XIV fueron conquistados por los aztecas y la provincia fue conocida como Mazahuacan. 

Formas de asentamiento: Actualmente los grupos familiares mazahuas determinan una distribución dispersa de los pueblos, con base en la líneas patrilineales y localizadas. Esto implica que existe un tipo de parentesco que determina la patrilocalidad después del matrimonio, y la asignación de un espacio contiguo al de los padres, con base en los cual se establece un asentamiento disperso de todos parientes alrededor de un jefe de linaje. El proceso de urbanización ha roto este esquema en las principales localidades.

Migraciones: Actualmente, los lugares más importantes de atracción migratoria para la población mazahua son las ciudades de México y Toluca. Se considera que las causas principales de la movilidad de la población son la falta de empleo en sus lugares de origen y el hecho de que los ingresos obtenidos en la agricultura son insuficientes para la manutención de la familia.

La población migrante está formada tanto por hombres como por mujeres. Hay quienes migran en forma definitiva y otros que lo hacen por temporadas. Asimismo, muchos de los pueblos mazahuas funcionan como "pueblos-dormitorio", ya que sus habitantes acuden diariamente a laborar a otros lugares cercanos. Los migrantes van a trabajar en las labores agrícolas en distintos estados del país como Veracruz, Sonora, Querétaro y Jalisco.

Los hombres que acuden a las grandes ciudades generalmente se         emplean en trabajos de albañilería, como veladores o ayudantes en alguna casa comercial o taller; las mujeres, como trabajadoras domésticas y otras en la venta de fruta.

Este es el caso del grupo de mazahuas que viven en las inmediaciones del  Centro Histórico, en el Distrito Federal, que emigraron desde la década de los sesenta y provienen en su mayoría de las comunidades pertenecientes al Municipio San Felipe del Progreso. La ocupación principal del conjunto es, desde entonces, el comercio ambulante; las mujeres -primordialmente- comienzan a inundar las calles con frutas y semillas y son conocidas en forma genérica como "Marías". Trabajan como trabajadoras domésticas pero el comercio ambulante como opción de subsistencia les ofrece muchas ventajas: no hay responsabilidad con jefes y ni con honorarios, les permite participar en familia ??los niños están con sus madres??, proporciona mayores ingresos y pueden además incorporarse al trabajo del campo dos o tres veces al año, para reivindicar los vínculos con su pueblo. Los hombres también trabajan como aseadores de calzado, albañiles, macheteros o cargadores; y como trabajadoras domésticas.

Sistema de culto: En esta región existe una estructura social cuya forma, contenido y simbolismo se orientan hacia la conservación de un orden sociocultural comunitario establecido. La comunidad, si bien remite a un principio de agrupamiento social mayor que el que se concreta en el ejido o en la comunidad agraria, incluye también a las familias carentes de tierra; es también una forma de estructuración social heterogénea que en su interior establece comportamientos diferenciados hacia adentro y hacia afuera. (Ponciano et al., 1998).

En estas comunidades, los cargos religiosos en la comunidad, jñiñi, se interrelacionan con los cargos políticos y los ejidales. Incluso, la estructura de poder local se entremezcla entre el antiguo cabildo indígena, la estructura de cargos y los actuales puestos y nombramientos de la representación de las comunidades entre el delegado (arkate o ñimo),  la autoridad (kargo), y el mayordomo (martoma) en las localidades (kargojme). Los cargos son vitalicios, de manera que el cargo de mayordomo mayor, conocido como el b??echjunú, es ocupado por el primer mayordomo chico, denominado tsib??echjunú a la muerte o al retiro del primero.  Las promociones se determinan por el comisario ejidal, quien funge como la autoridad institucional que vincula el proyecto de la comunidad, las mayordomías, con la promesa del reparto de la tierra.  Ya que los  cargos son vitalicios y tienden a concentrarse en familias, los cargos también se convierten en expresión de la unión familiar en su concentración local.

Además de los mayordomos mayores y chicos hay un mayordomo mayor, martoma, quien tiene la función de observar, junto con el comisariado ejidal, la  buena organización de los grupos mayordomales, y del grupo integrado por tres fiscales, mbixka y tsimbixka, y tres celadores, mboxte y tsimboxte. En las mayordomías de la zona se da un fenómeno concreto: responden a la participación de individuos de una misma familia. La fiesta de la comunidad es organizada por una sola familia, utilizando al sistema de mayordomía como encauzador de una red de relaciones en el interior de la comunidad. Generalmente, los cargos de mayordomía incluyen a los mayordomos mayores, a cinco mayordomos menores y a un mayordomo mayor, de alta jerarquía. (Ponciano, Juan Emeterio et al., 1998:8, Irazoque y Torre, Korsbaek et al).

La organización de las comunidades mazahuas, además de las    mayordomías,  funciona a través de un comisariado ejidal y un delegado municipal. Los cargos de estas dos organizaciones se realizan por voto popular, por un periodo de tres años. Para resolver problemas siempre se toma la opinión de todos los componentes de la comunidad, incluyendo a personas de edad avanzada, en lo que se puede considerar un eco de los sistemas indígenas del consejo de ancianos, tsita. El delegado municipal no tiene la suficiente autoridad, en la comunidad, para organizar actos sin consultar al cuerpo de mayordomos, sino además que está tensión nos manifestaba un conflicto entre dos proyectos: uno moderno y otro tradicional.

Sistema económico: La actividad productiva tradicional es la agricultura: la población  económicamente activa (PEA) alcanza el 39.3%; de ésta, el 40% se ocupa en el sector primario, es decir, en actividades relacionadas con la agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca; el 32% en el secundario que se relaciona con la manufactura de artesanías y el empleo en la industria de la construcción y el 28% en actividades vinculadas al comercio y servicios.

La propiedad de la tierra puede ser ejidal, comunal y privada. El pueblo    mazahua produce principalmente maíz y, en menor cantidad, frijol, trigo, cebada, avena y papa; en algunos municipios cultivan chícharo, hortalizas y flores. La producción es básicamente para el autoconsumo. La actividad pecuaria es de baja escala, no obstante constituye un apoyo importante para la economía familiar, principalmente la cría de ganado ovino y bovino. En algunos municipios se produce madera en rollo, raja para leña y carbón de encino.

Las actividades productivas las realizan en forma familiar y recurren a    sus parientes más cercanos en la época de mayor trabajo en los cultivos. Utilizan herramientas tradicionales como mulas y bueyes en las labores agrícolas; en las mesetas y valles recurren al tractor para la roturación, barbecho, rastra y apertura de surcos, en algunos casos utilizan también la sembradora.

La estrategia de trabajo está basada en una serie de redes sociales que los integrantes de la comunidad han desarrollado.  Estas redes funcionan como una red de colocación en el trabajo de la albañilería y como una red de información sobre los lugares de trabajo en esta rama del mercado de trabajo. En combinación con la albañilería (actividad que podemos afirmar es la principal) se realiza el cultivo de las parcelas: maíz en tierras de temporal.  Los trabajos agrícolas son de diferentes cualidades, aspecto que hace que se necesite distinta cantidad de fuerza de trabajo.  Por ejemplo, durante el barbecho, realizado en los meses de enero y febrero, el número de mano de obra consta de dos hombres y una yunta jalada por un caballo; la siembra necesita más de fuerza de trabajo (en ella participa la familia) y se realiza en el mes de marzo; la primera escarda también requiere de más gente,  ésta se lleva a cabo  en el mes de mayo y es común observar el trabajo de ??mano vuelta?; la segunda escarda se efectúa en junio, el trabajo de ??mano vuelta? también es una constante, con la diferencia de que es hecha por mujeres, ya que los hombres trabajan como albañiles fuera de la comunidad,  ??es el lapso de las vacaciones?. La cosecha  es el último trabajo agrícola, se lleva a cabo en el mes de noviembre y se realiza por la mayoría de los habitantes de la comunidad, incluyendo hombres y mujeres.  El maíz producido no se comercializa, pues sirve por completo para consumo familiar. (Ponciano, et al., 1998).

Los municipios que cuentan con una mayor actividad artesanal son: San Felipe del Progreso, Temascalcingo, Ixtlahuaca y Atlacomulco. En distintas localidades de la región se confeccionan cobijas, fajas, tapetes, cojines, manteles, morrales y quexquémitl de lana. En San Felipe del Progreso y Villa Victoria hay pequeños talleres en los que se fabrican productos con la raíz de zacatón, como por ejemplo, escobas, escobetas y cepillos. En Temascalcingo se producen piezas de alfarería de barro rojo y loza de alto fuego, como cazuelas, ollas, macetas y crisoles. En Ixtlahuaca las familias tejen, a mano o en máquina, con hilo de acrilán o lana, guantes, bufandas, pasamontañas y suéteres. En Atlacomulco hacen sombreros de paja de trigo. En San Felipe del Progreso hay personas que se dedican a la elaboración de piezas de plata como arracadas, anillos, collares y pulseras; en distintas ocasiones han recibido premios por la técnica y belleza de sus productos. 

Sistema político: En las comunidades mazahuas aparece la familia nuclear como la base fundamental de la organización social, en la que cada integrante de la familia tiene bien definidas sus responsabilidades de acuerdo al sexo, edad y lugar que ocupan en el núcleo familiar.  La madre se encarga de preparar los alimentos del lavado de la ropa, de la limpieza del hogar y acarreo de leña y el agua, también se ocupa del cuidado de los animales del traspatio. El padre se dedica a las labores agrícolas; los niños cooperan en algunas actividades del campo, en la recolección de la leña y el pastoreo de los animales.  Sin embargo, lo que no es evidente para el extraño, es que las relaciones familiares y de parentesco, más allá de la simple familia nuclear, determinan una serie de relaciones de cooperación, lealtad e identidad que los conforman en relaciones de comunidad.

Existen patrones sociales que se constituyen en la estructura social del sistema de riego en las que se establecen alianzas entre grupos de personas de una misma localidad. El patrón usual es que el hombre lleve a la recién casada a la ??sombra? de su padre, en donde viven uno o dos años hasta que nace el primer hijo. Este patrón en donde el asentamiento de las nuevas generaciones está determinada por la familia del varón constituye un principio de virilocalidad, que influye en el acceso a los recursos productivos. Posteriormente, el padre da al hijo un pedazo de tierra dentro de su pequeña propiedad para que construya su vivienda, formándose así núcleos habitacionales de parientes consanguíneos. Este reparto de la tierra a los hijos varones, con las reglas de herencia y acceso a la tierra que implican, llevan a la conformación de un patrón de asentamiento. Algún autor ha llamado esto como una ??patrilínea limitada localizada?, base de las relaciones de parentesco mesoamericano. (Robichaux, D.) El patrón de asentamiento de la población característico del módulo consiste en una gran cantidad de viviendas dispersas, de acuerdo con la ubicación de sus parcelas, aunque por la densidad demográfica se han ido consolidando varios núcleos urbanos. Se tienden a formar ??microbarrios? con carácter de familia extensa, con un patrón de asentamiento patrilocal y de filiación patrilineal. (Ponciano et al., 1998, Irazoque y Torre, Korsbaek et al).

Sobre la organización social se tejen una serie de relaciones que dan sustento a la propiedad corporada de un territorio como uno de los principales elementos de lo comunitario, la defensa de ese territorio y los mecanismos que excluyen a los extraños para usufructuarlo así como las normas comunitarias que rigen el acceso al patrimonio comunal se manifiestan.

En los poblados mazahuas funcionan dos organizaciones políticas reconocidas: el comisariado ejidal y la delegación municipal.  La primera está constituida por un comisario, un secretario, un tesorero  y un comité de vigilancia, formado por tres personas; la segunda la constituyen por lo regular tres delegados y un número indeterminado de jefes de  seguridad. Los cargos en ambas organizaciones se otorgan por voto popular, contando con el aval de la Secretaría de la Reforma Agraria  y del presidente municipal, respectivamente.  La duración de su gestión es de tres años. 

Generalmente todas las comunidades mazahuas tienen dos o más barrios,  y en cada uno de ellos existen no más representantes de cada una de las autoridades descritas, a las que se reconoce como autoridad y por lo tanto se respetan todas las órdenes que de ellos emanan. Este tipo de organización desde luego incide en la integración social de la comunidad.

La toma de decisiones para resolver cualquier problema que se presenta en la comunidad nunca se hace individualmente; siempre se toma la opinión de todos los componentes del poblado, dando prioridad a las opiniones vertidas por las personas de edad, que en algunos casos son reducidos y respetados y ejercen autoridad, sobre todo, en las fiestas y ritos ceremoniales.

Con respecto al agua existe una organización, al parecer, bastante     flexible. En todas las comunidades existe un juez de agua, excepto en una en donde han tenido problemas para su elección. Este juez de agua no está investido de autoridad formal, sin embargo cumple la función de interlocutor de los técnicos del distrito de riego en la distribución parcelaria del agua y en la solución de ciertos problemas.

El sector representante del gobierno formal es el ayuntamiento, el cual es la unidad política funcional para los mazahuas y a través del mismo, se ventilan todos los asuntos administrativos que afectan a las poblaciones.  En las cabeceras municipales se deben registrar los nacimientos, matrimonios y decesos y también en este lugar es donde deben pagarse los impuestos y obtenerse cualquier clase de certificado.

En este caso, es claro que las formas de participación política están asociadas con las características sociales de los agricultores. En esta región aparentemente existe una gran tensión entre las formas comunitarias de participación política, con todo lo que implica en términos de formación de un grupo que representa a las comunidades, y las formas más generales que reconoce el orden jurídico vigente. Esto implica que existan grupos que representen el orden tradicional y otros que más bien lo cuestionan, ya que lo conforman personajes que buscan sobreponerse a las condiciones que les impone el sistema tradicional para participar políticamente en nombre de sus pueblos. Aquí se resaltan los procesos de conformación de facciones, que se muestra en la historia del sistema desde la formación de los ejidos y la ampliación del sistema.

En este faccionalismo entran en juego tres factores principales. El primero es la identidad como parte de una comunidad específica en cuanto a las relaciones de parentesco, que pesan más sobre las relaciones entre comunidades de una misma etnia, como la mazahua. El segundo es la organización sociocultural de los pueblos. El tercero es una crisis de la organización comunitaria y tendencias divergentes entre los distintos pueblos.

Aquí cabe la apreciación respecto al tipo de confrontaciones internas. El actuar del gobierno federal en último siglo trató de erradicar los cabildos indígenas y de poner en su lugar al ayuntamiento libre; en muchos lugares lo logró, pero en otros coexiste y funciona de manera independiente, o bien queda supeditado a formas del ayuntamiento tradicional. En lugares en donde el sistema se interrelacionó con el sistema de barrios (parental en algunos casos) ha dado por resultado una sola escala jerárquica de cargos en donde los puestos civiles se alternan con los religiosos; el individuo adquiere el rango de principal o anciano después de haber desempeñado todos los cargos religiosos y civiles indispensables; el sistema se presenta como un medio selectivo, en el que los cargos más altos en el ayuntamiento tradicional, así como los más altos en la jerarquía religiosa, parecen estar controlados o monopolizados por determinados barrios o linajes; aquí es el desempeño de una mayordomía clave lo que habrá de permitir a los individuos llegar a los puestos políticos y religiosos verdaderamente importantes; así pues, el sistema se transforma en un medio de control político.

Clasificación: Agricultores intensivos de economía campesina de subsistencia, y otras actividades laborales y oficios ??albañilería-.

DESCRIPCI?N DE LA ECO REGI?N: (Territorio principal de ocupación)

Oferta Climática: El clima predominante es el templado sub-húmedo con lluvias en verano. La temperatura anual varía entre los 12 y los 18 grados centígrados, sin embargo se registran temperaturas mínimas de 2 grados y máximas de 28. Las lluvias son abundantes en julio, agosto y septiembre. Febrero y marzo son de vientos y tolvaneras, mientras que diciembre, enero, febrero y marzo son de algunas heladas. Abril y mayo de calor.

Oferta de suelos: Los suelos característicos son tierras negras de poca profundidad y textura caliza-arcillosa y arenosa que son fácilmente erosionables. Se encuentran contrastes en la región: áreas boscosas y otras semidesérticas o con un alto grado de erosión. Algunas montañas están cubiertas por bosques de árboles maderables. La caza furtiva y la deforestación en la región, han originado que las especies de flora y fauna se encuentren en peligro de extinción.

Oferta del Relieve: La región en la que habita el pueblo mazahua presenta un sistema montañoso formado por pequeñas cordilleras de mediana altura que forman parte de la Sierra Madre Occidental y ramificaciones de la Cordillera Neovolcánica; éstas dan origen al sistema montañoso de San Andrés que recorre los municipios de Jocotitlán, San Felipe del Progreso, Atlacomulco y El Oro. Encontramos también planicies escalonadas importantes para la agricultura. El río Lerma constituye el principal caudal de esa zona; no dejan de ser importantes el río de La Gavia, el río Las Lajas, el río Malacotepec y La Ciénega.

Vegetación y biomas: Se realiza una descripción general utilizando las Zonas de Vida de Holdridge, L.R.; modificado para América Latina por Winograd, M. y  los grandes ecosistemas o de las grandes unidades ecológicas o de las regiones y provincias biogeográficas.

CARACTERIZACI?N DE LA OFERTA HÍDRICA:

Oferta superficial: Los mazahuas se ubican en la cuenca alta de Lerma-Chapala y en el parteaguas con la cuenca del río Balsas. El río Lerma es el colector principal del sistema hidrográfico, nace en la Laguna de Almoloya al sureste de la ciudad de Toluca y termina en el Lago de Chapala, cuerpo de agua compartido por los estados de Jalisco y Michoacán; su longitud sobrepasa los 700 km.

Como parte de los orígenes el río Lerma debe mencionarse que por la vertiente Nororiental del nevado de Toluca hay varias corrientes que fluyen hacia el Norte, Noreste y Oriente y como proceden del punto más alto de la cuenca, sería correcto considerarlos también como parte de los orígenes del río. En este caso se encuentran los ríos Tejalpa, Verdiguel y Santiaguito, principales corrientes que bajan del volcán. La zona previa a la mazahua está ocupada por otomíes y náhuatl, y a partir de Toluca, la margen izquierda del río Lerma, hasta Temascalcingo es la región mazahua. Abarcando la subcuencas Río Jaltepec (Tepetitlán) Río Jaltepec: Desde su origen hasta la presa Tepetitlán 378 km2 y la Subcuenca Río Lerma ?? Tepuxtepec, desde las presas Alzate, Ramírez y Tepetitlán hasta la presa Tepuxtepec 2,623 km2.

La precipitación media anual en la cuenca Lerma-Chapala es de 739 mm considerando el promedio registrado durante el período 1940-2001. Sin embargo, este valor es muy variable, tanto temporal como geográficamente hablando: Los registros disponibles muestran, año con año, un amplio rango de variación que va de 460 a 1,070 mm, en tanto las subcuencas como Alzate, Ramírez, Tepuxtepec, (zona mazahua) presentan precipitaciones medias de 800 a 900 mm.

La calidad del agua en la cuenca alta es muy mala, ya que las descargas de la zona industrial de Toluca hace que la calidad de agua en las zonas de riego que atraviesa los valles de Atlacomulco-Ixtlahuaca limite su uso directamente del río Lerma. En cambio, la de los afluentes principales presenta una calidad aceptable, como la del río Jaltepec, con las cuales se riegan 9,000 hectáreas a productores mayoritariamente mazahuas.

Oferta subterránea: Los acuíferos no son independientes, pues dado que esta cuenca la mayoría de las rocas tienen permeabilidad significativa, al menos en los primeros cientos de metros no existen barreras geológicas impermeables que los independicen; generalmente, están interconectados por secciones subterráneas permeables y aún a través de los mismos macizos montañosos.

En general, los acuíferos están constituidos en sus primeras decenas o centenas de metros a partir de la superficie del terreno, por materiales aluviales y lacustres ??grava, arenas, limos y arcillas-, que forman estratos interdigitados de geometría irregular y granulometría variada.

El tramo inferior de los acuíferos, esta conformado por materiales piroclásticos y derrames lávicos fisurados o fracturados. Por la heterogeneidad y anisotropía de las rocas, así como por la alternancia de horizontes de diferente permeabilidad, es común que existan fuertes diferencias de niveles, temperatura y calidad del agua subterránea en sentido vertical; sin embargo, a escala regional y para los tiempos largos de operación de los acuíferos, los diferentes están hidráulicamente interconectados. Los acuíferos de la cuenca están sometidos a una severa sobreexplotación.

La cuenca del río Lerma la extracción de aguas subterráneas en gran escala se inicio en década de los años 1950, motivada por el crecimiento urbano, el desarrollo industrial y el florecimiento de la agricultura. En la región mazahua se encuentran varios sistemas de extracción de agua subterránea para la ciudad de México y Toluca, los cuales han generado fuertes conflictos sociales, a partir de la década de 1970, y muy recientemente. El acuífero más representativo, llamado Ixtlahuaca-Atlacomulco, tiene una recarga media de  119.0 millones de m3 al año, una descarga natural de 18,000 millones de m3, un volumen concesionado para uso humano de 115.301 millones de m3, y por lo tanto una disponibilidad negativa de -14.301 millones de m3.

La calidad del agua subterránea es apta para todos los usos, pero en los últimos años ha aparecido la presencia de distintas sales que limitan su uso para consumo humano en la región mazahua.

ACCEDA DESDE AQUÍ A LA FICHA COMPLETA DEL PUEBLO MAZAHUA


México

mexicoii Zapotecas del Itsmo Zapotecas del Itsmo Xochimilcas Xochimilcas Tzotziles Totonacos Tlapanecos Tepehuas Teenek Raramuris Nahuas de la Huasteca Nahuas de la Huasteca Nahuas de la Huasteca Nahuas de la Huasteca Nahuas de la Sierra Norte de Puebla Nahuas de la Montaña de Guerrero Otomíes Mixtecos de Oaxaca Mixes Mazahuas Mazahuas Haves Huicholes Huicholes Mexicas Mexicas Mayas Mayas Chontales de Tabasco Zapotecas del Itsmo Xochimilcas Tzotziles Totonacos Tlapanecos Tepehuas Tepehuas Teenek Teenek Raramuris Raramuris Purépechas Purépechas Nahuas de la Sierra Norte de Puebla Nahuas de la Montaña de Guerrero Otomíes Otomíes Otomíes Otomíes Mixtecos de Oaxaca Mixes Mazahuas Haves Huicholes Huicholes Huicholes Mexicas Mexicas Mayas Mayas Olmecas Olmecas Olmecas Chontales de Tabasco