México - Pueblo Mixes

DESCRIPCI?N DEL PUEBLO, GRUPO ?TNICO O DE LA CULTURA:

Familia lingüística: Mixe-zoque-popoluca vinculada al tronco macro maya. El Instituto Lingüístico de Verano (ILV) ha identificado seis variantes de la lengua mixe.

Según datos censales, la población hablante del idioma ayuuk en la entidad se triplicó en el transcurso de un siglo, pues en 1895 se registraron 28 374 mixes, cifra que se mantuvo más o menos constante hasta 1960, en que se inició un incremento significativo, hasta llegar en 1990 a casi 90 000 hablantes.

Los dialectos popolucas de Oluela y Sayula en Veracruz pertenecen al grupo mixeano relacionado con el dialecto que se habla en San Juan Guichicovi y Totontepec. El dialecto de Tequistepec y el de Soteapan que forman el popoluca de la sierra pertenecen al grupo zoqueano con el zoque de Copainalá Chiapas y el zoque de Chimalapas en Oaxaca. De esta manera, se puede decir que la importancia de esta familia mixe-zoque consiste en que en la clasificación  lingüística Mesoamericana se ha podido pensar en la posibilidad de que el proto mixe-zoque haya sido la lengua que hablaran los antiguos olmecas, es decir, la primera gran civilización mesoamericana. Por su parte Vogt, Evon Z. piensa que en el periodo del preclásico medio se dio una expansión del primitivo mixe-zoque que se separa del huasteco, que a su vez se separa del maya. Siguiendo este razonamiento, Swadesh, M. establece que este grupo lingüístico zoque, del cual forma parte el mixe,  tiene una diferencia interna de cerca de 3,500 años, además plantea una diferencia externa entre el zoque y el totonaco de 70 siglos y entre el zoque y el maya de cuando menos 68 siglos.

La segunda lengua en este territorio -hablada por el 55.3 por ciento de la población- es el español, con 57 033 hablantes. Sin embargo, el 25.5 por ciento de la población es monolingüe mixe. En todos los municipios de las zonas Alta y Media el porcentaje de hablantes de mixe es muy elevado, superior al 90 por ciento del total de la población de cada municipio, pero en los tres municipios de la zona Baja la situación es distinta: en Guichicovi habla mixe el 77 por ciento de su población; en Mazatlán sólo lo habla el 45 por ciento y en Cotzocón el 32 por ciento, siendo el primer municipio ayuuk en el que la lengua mayoritaria no es ya el ayuuk sino el español.        

Nombre propio: Ayuuk.

Nombre atribuido: La palabra ??mixe? es de origen nahuatl y se deriva de la palabra mixtli que significa ??nube?.

Los ayuuk o mixes habitan unos 240 pueblos y rancherías en una región históricamente compacta, ubicada al noreste de la capital oaxaqueña. El territorio ayuuk, conformado por 19 municipios, en su mayoría serranos, con una extensión total de 5 719.51 km2, colinda al norte con el distrito de Choapan, habitado por zapotecos y chinantecos; al noreste con Veracruz; al oeste con los distritos de Villa Alta y Tlacolula; al suroeste con Yautepec; al sur con Tehuantepec, y al sureste y este con Juchitán. Estas últimas áreas fronterizas oaxaqueñas se encuentran habitadas por zapotecos de la Sierra Norte, Valles Centrales, Sierra Sur e Istmo.

Los 19 municipios están ubicados en tres zonas geográficas: 8 en la parte alta, 8 en la media y 3 en la baja. La población total en estos municipios, según el Censo de 1990, era de 121 354 personas, de las cuales 103 229 eran mayores de 5 años de edad. De éstas, 76 887 (74.5 por ciento) hablaban mixe; 9 476 (9.1 por ciento) otra lengua india y 16 886 (16.4 por ciento) no hablaban ningún idioma indígena. La mayoría de los ayuuk (80 por ciento) habita en las zonas Alta y Media, en menos del 40 por ciento de su territorio.

Área cultural: Las comunidades mixes están en relación socioeconómica y organizativa con varias regiones pluriétnicas, cuyos centros se ubican fuera del territorio ayuuk. Un grupo de municipios serranos se articula con el centro zapoteco de Yalalag, otros con Mitla; en el Istmo, con Matías Romero. Algunas comunidades situadas fuera del territorio ayuuk se vinculan con ciudad Ixtepec y otros con Nejapa. No existe conexión entre todos los municipios mixes.

El sistema de relaciones entre comunidades mixes y con otros grupos vecinos se da principalmente por la asistencia recíproca a tianguis (mercados semanales), así como a fiestas patronales y lugares de culto. Estas actividades implican no sólo la relación cíclica con fines comerciales o religiosos, sino que genera compromisos de reciprocidad, que muchas veces se formalizan mediante el compadrazgo. Anteriormente, una forma de interrelación eran los viajes a pie, pero esto disminuyó con la introducción de caminos.

Etnohistoria: Las primeras fuentes históricas que se refieren a la región mixe son del siglo XVI. Hernán Cortés en sus Cartas de Relación, se refería a los mixes como una raza dura y feroz que se opuso a la conquista; el cura dominico fray Bernardo de Santa María escribió en 1577 la Relación de Nexapa como parte de las Relaciones Geográficas y en ella narra que los mixes vivían en los ??cerros airosos? hasta que fueron obligados a vivir en ??lo llano y bajo, en república para que tuviesen que vivir en doctrina y policía? En el documento agrega que los mixes vivían organizados en ua especie de clan mediante un linaje que descendía hasta el cuarto grado; el jefe del clan era el pariente mayor del primer grado y se conocía como nimuchoo, que según Acuña corresponde al tequitato o mandón que tenía a su cargo el tributo o el tequio a los macehuales. Diego Durán, nacido en Sevilla y criado en Texcoco publicó en 1581 la Historia de las Indias de Nueva España e Islas de Tierra Firme. El capítulo LVI es resultado de dos años de estancia en la zona mixe a partir de 1561 y en él trata la relación entre los mixes y los mexicas. Es probable que Durán obtuviera la información de la colonia náhuatl instalada en el barrio de Analco de Villa Alta, que fue la que ayudó a Cortés en su intento de someter a los mixes. Otro dominico Agustín Dávila Padilla también escribió sobre los mixes a finales del siglo XVI y su fuente de información fue las versiones de los sacerdotes dominicos instalados en Villa Alta y en su obra da detalles minuciosos de la geografía del territorio mixe. En el siglo XVII Francisco de Burgoa, nacido en Oaxaca y quien visitó casi todas las regiones del estado, fue el autor de la fuente de información más importante para Oaxaca. Escribió su Palestra Historial (1670) y Geográfica Descripción (1674). En esta última se encuentra el siguiente texto: ??Y he estado en el convento e iglesia de Alotepec (?) en lo último de la jurisdicción de Totontepec, en la ladera de la montaña de Zempoaltépetl, arrimado a un peñasco tan alto que es admiración  en cuya cima se reúnen gran concurso de aves y pájaros para defenderse de las fieras. Para salir de aquel pueblo, los religiosos tienen que trepar, como cabras, por las peñas crespas y erizadas que hay al borde de un precipicio de quinientos metros de profundo a lo largo de un cuarto de legua. Después se entra en unos pantanos entre piedras que rasgan las uñas de las bestias; luego se bajan dos leguas  de montañas con tan peligrosos barriales que yendo yo por ahí con nuestro padre maestro Fray Juan de Noval, dimos ambos caídas resbalando (?) y con este trabajo bajamos más de tres leguas valiéndonos de los bordones  hasta llegar a un río caudaloso y lleno de piedras que llaman tumbafrailes, por los muchos religiosos que se han caído y ahogado en él. Y pasado este río, atravesamos otros dos peligrosísimos un par de leguas más adelante antes de subir a la montaña de Quetzaltepec, donde está el primer pueblo de aquella cordillera?. P.217.

Sin embargo, parece que las fuentes más ricas sobre la región mixe son del siglo XVIII. Los obispos de Oaxaca Angel Maldonado en 1712 y Miguel Anselmo Alvarez en 1772 (Libro de Cordilleras), insistieron sobre la necesidad de enseñar el idioma español a los mixes durante la visita que realizó a esa zona el obispo en 1782. En 1733 el dominico oaxaqueño Agustín de Quintana publica un Confesionario en lengua mixe, que es un ejemplo emblemático de las luchas en contra de la religión autóctona que aún persisitía y en él se describen las tácticas que empleaban los representantes de la iglesia católica en Oaxaca para extirpar lo que consideraba formas de manifestación religiosa basadas en la idolatría.

En 1830 el francés Luis Nicolás Guillemaud vivió en la zona mixe  durante once meses radicando en el pueblo de Acatlán Durante su estancia recabó información acerca de las costumbres y vida de los mixes, información que dejó en un manuscrito y a él se le debe la primera noticia de que los mixes son originarios del Perú.

En 1859 el sacerdote francés Charles Etienne Brasseur en un viaje auspiciado por el Ministerio de Educación de Napoleón III se internó en la parte baja de la mixe.

El último libro sobre la religión mixe a finales del siglo XIX fue escrito por el arzobispo de Oaxaca de aquella época Eulogio Guillow. En él, las descripciones detalladas son un testimonio del vigor de la religión mixe después de tres siglos de presión y represión ideológicas por parte de la iglesia católica. Sus narraciones confirman los elementos habituales  de los rituales, las ocasiones para realizarlos y las cuevas como lugares privilegiados donde tienen lugar dichos ritos.

Gustavo Torres Cisneros citando a Kuroda señala que después de la colonia, la región mixe quedó encerrada sobre sí misma y a finales del siglo XIX la región fue prácticamente abandonada por los dominicos, quienes habían entrado en decadencia un siglo antes. Durante la Independencia y La Reforma hubieron algunas incursiones, pero sin mayor trascendencia.

Los mixes se consideran a sí mismos un pueblo libre debido a que no fueron nunca conquistados militarmente. En palabras de José Antonio Gay, ??todos se estrellaron contra la firme resistencia de los mixes? por lo que al parecer los mixes no fueron sometidos por las armas  de los conquistadores, las incursiones provenientes la mayor parte de veces de Villa Alta nunca tuvieron éxito.

El referente fundamental de identidad  entre los ayuuk es la lengua. Se puede compartir con ellos el vestido, la música, las formas de goce festivo o la vocación comunal, pero la auto distinción primordial es la lengua.

La pertenencia  a alguna comunidad es un referente básico, concibiendo a la comunidad  como un territorio en el que se establecen relaciones entre familias  y fuerzas sobrenaturales. En cada comunidad, el tipo de pronunciación, de vestido, de alimentación, la forma de las casas, etcétera, conforman el referente particular distintivo frente a otras comunidades ayuuk.

Los mixes saben que pertenecen a un territorio común, marcado por puntos a través de los cuales se relacionan con lo sobrenatural; estos puntos geográficos  ceremoniales están presididos por Ee??px yukm o li??px yöökm, que es el Zempoaltepetl (??cerro de los veinte centros sagrados o de las veinte divinidades?). Esta idea no está reñida con la pertenencia a cada comunidad y su delimitación territorial. Cada comunidad  tiene señalados los límites de su territorio mediante elementos  tales como piedras, ríos, manantiales, montañas; algunos de ellos son también lugares de culto.

No se han encontrado vestigios de ningún tipo de escritura prehispánica mixe, ni monumental (jeroglífica) ni en códices (ideográfica ni fonética). En el período colonial los dominicos elaboraron confesionarios y "artes" de la lengua mixe, con grafías latinas. Recientemente, los lingüistas ayuuk han avanzado en la creación de alfabetos de su lengua y en la producción de materiales educativos impresos. Estos esfuerzos se han dado tanto en las partes Alta y Media (CINAJUJI y la ASAM) como en la Baja (Centro Cultural Mixe de la Unión de Comunidades Indígenas de la Zona Norte del Istmo, UCIZONI, en Guichicovi).

Los mixes han padecido la dominación de caciques y líderes, algunos de ellos violentos y otros pacíficos. Los peores caciques han sido mixes, pero también han habido caciques mestizos grandes y pequeños en todo el territorio, existiendo mayor violencia en la parte Baja, debido a la fertilidad de sus terrenos. La dominación se ha ejercido a partir del poder impuesto mediante las armas o a través del comercio y el acaparamiento del café.

Áreas ocupadas por el grupo étnico o cultura: Los mixes han construido su cultura dentro de un contexto ambiental que conocen y reconocen ampliamente. Se han adaptado a su medio y, al mismo tiempo, lo han acondicionado a su propio sistema de vida. Existe  un conocimiento ampliamente difundido acerca de cuales son los pueblos y las comunidades  que se identifican como mixe, donde se reconocen los límites internos de cada comunidad y se da cuenta de la geografía en que viven. Reconocen como suyos la cordillera del Zempoaltepetl y los cerros, los valles y planicies; asimismo incluyen los ríos, arroyos, cuevas, etc., que dan marco a su propia geografía.
 
En 1938, como hecho insólito y quizás único en el país, los mixes lograron el reconocimiento de su territorio como una región política y administrativa continua, unificándose, al principio, 18 de los 19 municipios mixes en el interior de ese distrito.

Tiempo de ocupación del territorio: Una de las tres versiones del origen del pueblo ayuujk ja?? plantea que en los años 1294 a 1302 en Guanchaco de ese lugar salió un sacerdote en busca de una nueva provincia con 300 hombres adiestrados en la guerra y en el mar y se establecieron cerca de Cutupaxi. De ahí caminaron  hacia Zempoaltepecan. En ese año de 1302 regresaron diez hombres a su punto de origen para traer más hombres y mujeres. Los nuevos pobladores eran 200 y 210 mujeres y siguió la marcha hasta Tex Kim (Ocotepec) donde por primera vez observaron las elevaciones de las veinte divinidades. Continuaron hasta Tepuxtepec y ahí establecieron el primer templo y permanecieron en el lugar 140 días. Guanchaco es una comunidad que se encuentra en el Perú.

Formas de asentamiento: El territorio mixe, subdividido en espacios comunitarios y municipales, ha construido un sistema de pequeñas  unidades sociales que se manejan autónomamente con base en las redes de parentesco y la familia. La tierra constituye el elemento aglutinante de los miembros de la comunidad?por la diversidad de la producción y por los tiempos de los cultivos, los distintos nichos ecológicos que la geografía determina han permitido intercambios económicos y culturales.

Las comunidades con régimen de tenencia  comunal dividen su territorio en dos tipos: las parcelas familiares (?) y lo terrenos de acceso comunal, básicamente los bosques y escurrimientos de agua.

Migraciones: La inmigración se presenta en la parte baja, a la que desde hace décadas han llegado a poblar terrenos de Cotzocon y Mazatlán tanto mestizos como campesinos e indígenas de otras regiones, sobre todo mazatecos y chinantecos desplazados por la construcción de presas en su territorio.

La migración en territorio ayuuk presenta los tres tipos de flujo básicos: inmigración, migración interna y emigración. La inmigración se presenta en la parte Baja, a la que desde hace décadas han llegado a poblar terrenos de Cotzocón y Mazatlán tanto mestizos como campesinos e indígenas. La migración interna se da sobre todo de la parte Alta a la Baja, por familias ayuuk sin tierra que van a colonizar esos mismos municipios u otros dentro del territorio. La emigración se experimenta en todo el territorio ayuuk por familias e individuos mixes que salen a trabajar o estudiar, sobre todo a la ciudad de Oaxaca, a poblaciones de Veracruz, a la ciudad de México, o a Estados Unidos. Este es el tipo de flujo más importante, pues casi uno de cada diez mixes vive ya fuera del territorio ayuuk.  El territorio mixe ha sido invadido por las religiones protestantes. En algunos casos hay convivencia pacífica o se solucionan los conflictos, pero en otros estallan con violencia. Han sido frecuentes las expulsiones de protestantes de sus comunidades cuando se niegan a participar en la vida comunitaria, alegando derechos individuales consagrados por la Constitución. Para los mixes, sólo puede ser parte de la comunidad el que trabaja por la comunidad y no se autoexcluye.

El principal problema político que enfrentan los mixes serranos es la imposibilidad constitucional de avanzar en la propuesta de diputados serranos independientes. El rechazo a los partidos políticos se ha visto enturbiado por la necesidad de registrar a sus candidatos a través de un partido.

Sistema de culto: En diciembre de 1964 fue establecida la Prelatura Mixe por Bula Papal Sunt in Ecclesia. Aunque esta circunscripción es mayoritariamente mixe, también comprende otros grupos étnicos como el chinanteco de Choapam. La prelatura está a cargo de los salesianaos, ayudados por religiosas de la orden de las Hijas de María Auxiliadora. Entre ellas hay algunas religiosas mixes así como entre el escaso clero en la zona.

El territorio mixe ha sido invadido por las religiones protestantes. En algunos casos hay convivencia pacífica o se solucionan los conflictos, pero en otros estallan con violencia. Han sido frecuentes las expulsiones de protestantes de sus comunidades cuando se niegan a participar en la vida comunitaria, alegando derechos individuales consagrados por la Constitución. Para los mixes, sólo puede ser parte de la comunidad el que trabaja por la comunidad y no se autoexcluye.      

México

mexicoii Zapotecas del Itsmo Zapotecas del Itsmo Xochimilcas Xochimilcas Tzotziles Totonacos Tlapanecos Tepehuas Teenek Raramuris Nahuas de la Huasteca Nahuas de la Huasteca Nahuas de la Huasteca Nahuas de la Huasteca Nahuas de la Sierra Norte de Puebla Nahuas de la Montaña de Guerrero Otomíes Mixtecos de Oaxaca Mixes Mazahuas Mazahuas Haves Huicholes Huicholes Mexicas Mexicas Mayas Mayas Chontales de Tabasco Zapotecas del Itsmo Xochimilcas Tzotziles Totonacos Tlapanecos Tepehuas Tepehuas Teenek Teenek Raramuris Raramuris Purépechas Purépechas Nahuas de la Sierra Norte de Puebla Nahuas de la Montaña de Guerrero Otomíes Otomíes Otomíes Otomíes Mixtecos de Oaxaca Mixes Mazahuas Haves Huicholes Huicholes Huicholes Mexicas Mexicas Mayas Mayas Olmecas Olmecas Olmecas Chontales de Tabasco

Sistema económico:

          En las tres zonas se observan modelos de autoconsumo insuficiente combinados con producción para el mercado y la migración. En la zona Alta predomina el sistema milpa-migración/jornalero-aves de traspatio-recolección. En la Media, el sistema básico es café-milpa-traspatio-recolección. En la Baja, los sistemas principales son café-milpa-otros, y maíz-ganado-cítricos u otros. En estos sistemas participa toda la familia.

          Las formas tradicionales de ayuda mutua, la "gozona" y "manovuelta", generan reciprocidad y se dan principalmente entre familias; son básicas en estos sistemas, aunque en algunas partes están siendo desplazadas por el pago de jornales. El "tequio" generalmente no tiene funciones productivas.
  Los mixes tienen diversas organizaciones a nivel local, unas creadas por iniciativa propia, otras por promoción gubernamental y otras por trabajo de la Iglesia y de organizaciones sociales y productivas. La mayoría de estos grupos locales integran organizaciones regionales.

          Algunas organizaciones forman parte de los esfuerzos gubernamentales a través de los Fondos Regionales de Solidaridad, de los que hay dos en la región: en Ayutla (con 24 organizaciones mixes) y en María Lombardo (con 8 organizaciones mixes, de un total de 39 que incluyen mixtecos, zapotecos, chinantecos, mazatecos y mestizos). La gran mayoría de las organizaciones locales se constituyeron para tener acceso a los recursos del Fondo de Solidaridad, por lo que son recientes, de los años noventa. También están integradas a estos fondos algunas uniones de cafeticultores.

          Las organizaciones locales independientes trabajan en diversos aspectos, como: artesanía, salud, explotación forestal, producción y comercialización, apoyo a la mujer y a los niños, difusión e investigación de la cultura propia.

          A nivel regional existen organizaciones progubernamentales, como los consejos comunitarios de abasto, con sede en Ayutla y en Palomares, corporativizados a mediados de la década de 1980. Algunas organizaciones de cafetaleros forman parte de la Coordinadora Estatal de Productores de Café. También hay organizaciones regionales independientes, como el Centro de Capacitación Musical Mixe, la Asamblea de Productores Mixes (ASAPROM) o Cosecheros Mixes, Sociedad de Solidaridad Social, de Guichicovi. Sólo recientemente se están dando intentos de coordinación entre varias organizaciones.

          La actividad económica principal de Tlahuitoltepec así como de toda la región ayuujk es la agricultura de subsistencia, desarrollada  en pequeña escala en las unidades familiares. Por la topografía que presenta la comunidad, el agua no se aprovecha adecuadamente en los cultivos agrícolas, frutícolas y forestales; aunque en los tres años se ha experimentado el riego por aspersión en laderas, en pequeñas superficies, con los grupos promotores apoyados por algunas dependencias.

          La economía es de subsistencia y de autoconsumo, con una tecnología rudimentaria fundada en una agricultura de monocultivo, una incipiente ganadería, un sistema de interrelaciones económicas que giran en torno de los mercados solares semanarios y el intercambio con los comerciantes ambulantes provenientes del exterior. Maíz, frijol, calabaza y chile ocupan la mayor parte del tiempo y del trabajo de los indígenas. Café, caña de azúcar, tabaco, arroz y chile, son cultivados para obtener la mayor parte del ingreso monetario.

Tipo de terreno para la agricultura.

          Tierras de temporal. Son las tierras secas, que solo producen durante el periodo regular de lluvias, por lo general son tierras de laderas, pedregosas y requieren la técnica de roza. Pueden sembrarse dos años consecutivos pero los mixes prefieren hacerlo una sola vez  y dejar en descanso el terreno por cuatro o cinco años.

          El Chahuital o de segunda calidad. Estas tierras son buenas por su retención de humedad y porque están situadas en las lomas de los cerros. Estos  terrenos fácilmente pueden ser cultivados hasta tres o cuatro años antes de dejarlos descansar.

          El tonamil, o tonamilpa, de humedad o de primera clase. Son las tierras de mejor calidad, de las que se obtienen los mejores productos. Son húmedas durante todo el año, se localizan en las riberas de los arroyos y los ríos, y por lo común son cultivadas todo el año. En estos terrenos se siembran los cafetos, los cañaverales, los tabacales, los piñales y los arrozales. Algunas pequeñas partes tienen riego, pero necesitan poco de este sistema. Son tierras de mayor valor económico y una gran cantidad de ellas se encuentran a las orillas del río Jaltepec, en la actualidad  con una amplia capacidad de producción.

          En la villa de Totontepec encontramos verdaderas hortalizas, que las mujeres cultivan en el solar  de la casa. Todos los productos son aprovechados para el consumo familiar, y entre ellos hay coles, rábanos, cebollas, ajos, coliflor, etc. En este hermoso lugar las tierras son un vergel; las hortalizas nunca requieren riego y con el solo hecho de sembrar y limpiar  el terreno se obtienen magníficos productos.

Sistema político:

          En los municipios mixes, la organización cívico-religiosa tiene una estructura como la siguiente:

1 Presidente Municipal (1 suplente)
1 Alcalde (2 suplentes)
1 Síndico (2 suplentes)
1 Regidor (2 suplentes)
1 tesorero
4 Mayores de vara
6 Tenientes y 12 Topiles

          El presidente se encarga de supervisar todo lo relacionado con la vida del municipio. El Alcalde se encarga del registro civil, el Síndico es el juez  cuando hay accidentes u homicidios, también interviene en pleitos por la tierra. El regidor organiza todo lo que tiene que ver con el tequio, es decir, el trabajo colectivo que se realiza en las comunidades sin retribución económica. El Tesorero cobra las multas  y recibe las aportaciones monetarias de cada familia en la comunidad. Los Mayores de Vara vigilan el orden público y vigilan la cárcel. Los Tenientes se encargan de detener a las personas que son sospechas de haber cometido algún delito en la comunidad. Los Topiles se ocupan del aseo del palacio municipal y de hacer mandados.

          En las comunidades mixes el poder reside en la asamblea comunitaria, salvo en los lugares donde los caciques ligados al Partido Revolucionario Institucional (PRI) se impusieron. Las tres grandes organizaciones en territorio ayuuk surgen de la lucha contra el caciquismo violento, como el de Luis Rodríguez en la sierra y el de Maclovio de León en Guichicovi. El sistema de cargos cívico-religiosos sigue siendo la base de la organización política de las comunidades mixes.

          Los mixes, junto con los zapotecos, han sido los principales impulsores del derecho a elegir por usos y costumbres. En las elecciones municipales de 1995, 18 municipios eligieron por este sistema y sólo Guichicovi por partidos políticos. En esas elecciones, de los 25 distritos electorales, sólo en dos ningún municipio eligió por partidos: el III (Ixtlán) y el XX (Ayutla). Ambos distritos abarcan la mayor parte de la Sierra Norte.  

          Tres de las más importantes organizaciones de Oaxaca están integradas por mixes: la Asamblea Mixe/Servicios del Pueblo Mixe, la más antigua (1980), con influencia en todo el territorio, de orientación etnopolítica; la Unión de Comunidades Indígenas de la Región Istmo (1983), que incorpora cafetaleros orgánicos mixes de la zona de Coatlán y la Media, de orientación católica, es una de las más exitosas experiencias productivo-comercializadoras de Oaxaca; y la Unión de Comunidades Indígenas de la Zona Norte del Istmo (1985), que agrupa a Guichicovi y comunidades de la zona Baja, junto con zapotecos e inmigrantes de otros grupos, de orientación político-económica y con trabajo cultural.  

          Los principales conflictos en la zona Alta y Media son por límites entre comunidades, algunos de los cuales han generado violencia. Uno de los más complejos es el de los cinco pueblos mancomunados. En la parte Baja, el problema fundamental ha sido el despojo, tanto por caciques que se adueñan de tierras como por el gobierno, que dio tierras mixes para colonizar a mazatecos desplazados por la inundación de sus terrenos por la presa Miguel Alemán, así como a campesinos mestizos e indígenas de otros grupos, principalmente en Cotzocón y Mazatlán.

DESCRIPCI?N DE LA ECO REGI?N:

          La región mixe es montañosa y con altas precipitaciones y es el habitat natural de diversas especies de hongos. La temporada del hongo sagrado comprende de junio a septiembre. Su aparición se da después de varios días de  lluvias intensas.

         La mayor parte del territorio mixe es montañoso y selvático o boscoso, con excepción de las tierras bajas donde los terrenos se aplanan y predomina la calurosa sabana. El paisaje está conformado por cerros de gran tamaño, nubes, arroyos, cascadas, ríos, bosques y selvas. En la cosmovisión mixe todos estos elementos están vivos forman parte de un numeroso grupo de divinidades a las que se les debe rendir cierto respeto.

 

ACCEDA DESDE AQUÍ A LA FICHA COMPLETA DEL PUEBLO MIXES