México - Pueblo Tlapanecos

DESCRIPCI?N DEL PUEBLO, GRUPO ?TNICO O DE LA CULTURA

Familia lingüística: El me'phaa es una lengua tonal, lo cual quiere decir que una misma palabra cambia de significado según el tono en que se pronuncie. Pertenece al tronco lingüístico otomangue y a la subfamilia subtiaba-tlapaneco. Tiene siete variantes dialectales en el país, además del dialecto subtiaba, que se hablaba en Nicaragua.

Danièle Dehouve, en su libro de 1994, Entre el Caimán y el Jaguar. Los pueblos indios de Guerrero,  señala que el tlapaneco que se habla hasta la fecha en el sur de la sierra de Tlapa se ha clasificado dentro de la familia hoka de la gran familia hoka-siou, junto con el maribio o subtiaba de Nicaragua.  Y la autora agregó: Pienso que el yopi, hoy desparecido, era un dialecto tlapaneco. Demostré que unas fuentes del siglo XVI mencionan el ??yopi? mientras otras hablan de ??tlapaneco a propósito de tres pueblos de la costa: Ayutla, Tututepec y Xochitonala, lo que para mi significa una equivalencia entre el yopi y el tlapaneco. De ser así, en ese mismo texto menciona que, los yopis también  son conocidos por unos de sus dioses, Xipe Totec, el señor de los desollados, culto adoptado por los aztecas cuyos sacerdotes sacrificaban a prisioneros en su honor y revestían con su piel.

Xipe Totec era también dios de los orfebres de metales preciosos, entre los cuales figuraba el oro, que se encontraba en abundancia en los ríos de la Costa Chica donde vivían los yopis. Cabe mencionar un reciente descubrimiento sobre los tlapanecos que habitaban en el reino de Tlachinollan (Tlapa) y que posiblemente hablaban un dialecto yopi. Vega, en un trabajo publicado en 1991, estudia los anales de este reino desde el año 1300, planteando la existencia de una influencia teotihuacana en esa parte del estado de Guerrero; los tlapanecos fueron el único pueblo mesoamericano que compartió con Teotihuacan la cuenta del calendario o tonapohualli de 2 a 14 en vez de 1 a 13.  Para el 2001, en otro trabajo, da por sentado que los tlapanecos y los yopis son los mismos, al no hacer más diferencias y comentar sus deducciones anteriores.

La lengua me??phaa, tonal, con tres tonos básicos y siete variantes dialectales, está poco estudiada. Al principio clasificada-juntos con el maribio o subtiaba y el maribichicoa de Nicaragua- en la familia Holkaltec, está considerada hoy como una de las diez lenguas que conforman el grupo otomangue, junto con el amuzgo, chinanteco, otomí cuicateco, mazateco, trique, chatino, mixteco y zapoteco.

Por su parte el Instituto Lingüístico de Verano (en su portal de Internet) menciona que el me??phaa tiene por lo menos ocho variantes importantes, que se pueden identificar por los pueblos más grandes en las regiones donde se hablan: Acatepec, Azoyú, Malinaltepec, Nancintla, Teocuitlapa, Tlacoapa, Zapotitlán Tablas (incluso Huitzapula, que según algunos, es distinta), y Zilacayotitlán. Es difícil decidir cuáles variantes son lenguas distintas, porque muchos hablantes han aprendido más de una variante y las diferencias entre variantes pueden ser grandes o pequeñas; dependiendo de cuál par de variantes se considera.

Actualmente (2007) un grupo reducido de profesores me??phaa están organizando talleres y congresos regionales sobre la lengua y ellos reconocen ocho variantes dialectales y trabajan en la craeación de un diccionario y otros documentos sobre la gramática y escritura (trabajo de campo y nota informativas en Periódico El Sur).

Nombre propio: Se llaman a sí mismos me'phaa, que deriva de la lengua tlapaneca mbo A phaa, "el que es habitante de Tlapa".

Nombre atribuido: Tlapaneco
Desde 1985, el magisterio bilingüe, junto con las comunidades, empezaron un proceso de reivindicación de su lengua y su grupo, que promueve el desconocimiento del término "tlapaneco", puesto que es una designación mexica y tiene una connotación peyorativa: "el que está pintado (de la cara)", lo que significa para los me'phaa: "tener la cara sucia". Como parte de este proceso de reivindicación, en 1991-1993 se realizaron tres Foros de Expresión en los municipios de Zapotitlán y Tlacoapa. Desde 1997 se ha iniciado una serie de congresos en los trece municipios de la Costa y Montaña de Guerrero, con más de 230 comunidades participantes y un poco más de 460 autoridades representativas (entrevista a Abad Carrasco, 2007,  por Carmen González).

Área cultural: La región me'phaa se localiza entre la vertiente de la Sierra Madre del Sur y la costa del estado de Guerrero. La población me'phaa se ubica, en su mayoría, en los los municipios de Acatepec, Atlixtac, Malinaltepec, Tlacoapa, San Luis Acatlán y Zapotitlán Tablas y, en menor concentración, en Atlamajalcingo del Monte, Metlatonoc, Tlapa, Quechultenango, Ayutla, Azoyú y Acapulco, todos en el estado de Guerrero.

Etnohistoria: Los españoles llegaron al territorio tlapaneco en 1521 y, según el Códice Azoyú, el proceso de conquista no fue violento ya que los españoles aprovecharon la estructura que dejaron los aztecas, y la región se sometió al sistema de encomienda. En cambio, Los yopes nunca obedecieron a los aztecas y menos a los españoles de tal manera que preferían la muerte y la guerra antes que dejarse someterse.

Áreas ocupadas por el grupo étnico o cultura: De acuerdo a la historia oral registrada por Carrasco, al llegar a A??phaá (Tlapa) que era un territorio muy vasto, cuatro mujeres y tres hombres provenientes de una región lejana, la convirtieron en el centro ceremonial más importante de la región. Al empezar a crecer se fundan cuatro cacicazgos: Buáthá Wayíí (Huehuetepec), Mañuwiín (Malinaltepec), Miwiin (Tlacoapa) y Xkutií (Tenamazapa). 

La ubicación del cacicazgo Buáthá Wayíí (Huehuetepec) le permitió crecer  y extender sus dominios al norte, siguiedo la orilla del cerro de la Reata e introduciéndose en forma de cuña en territorio na savi (mixteco) y se fundan los pueblos de Zilacayotitlán, San Juan Puerto Montaña, El Rosario, Juanacatlán, El Zapote, Santa María Tonaya y Las Pilas.

El cacicazgo Mañuwiín (Malinaltepec), creció al sur donde fundaron dos pueblos: Moyotepec y el Tejocote. Más tarde en busca de la sal y dominar la ruta comercial hacia el mar y se fundan los pueblos de Paraje Montero, Ojo de Agua, Xochiatenco, Iliatenco, Yerba Santa (Colombia de Guadalupe), Tierra Blanca, Tilapa, Tierra Colorada, El Rincón, Pueblo Hidalgo lo cual debilitó el territorio de los na savi (mixtecos).

El de Miwiin (Tlacoapa) no creció porque su terreno era muy pobre y geográficamente estaba fuera de la ruta comercial.

El de Xkutií (Tenamazapa) se apoderó de otra ruta comercial al sur y fundó Ahuejuyo, Totomixtlahuaca, Aguacate, Páscala del Oro Mezcalapa y Metlapilapa. El cacicazgo se trasladó a Acatepec que resultó estratégicamente comercial y se fundó Apetzuca, Zontecomapa, Barranca Pobre y Zapotitlán Tablas.

Actualmente el área me'phaa va de la Costa a La Montaña, y es de aproximadamente 3 000 km2. Su topografía es accidentada y de 800 a 3 050 metros sobre el nivel del mar, por lo que se divide en tres zonas: un alta con clima frío, otra central con clima templado y una baja ubicada en la Costa Chica. De la parte alta nacen distintos ríos que alimentan al Papagayo y el Mezcala; entre los más importantes se encuentran el Tlapaneco, el Totomixtlahuacac y el río Chiquito. 

El Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informatica (INEGI) contabiliza como población indígena a aquella de 5 años o más que habla lengua indígena, considerando que esta población está en posibilidades de hablar su idioma, hablar solo español, o bien hablar ambos. Para 2005, en el estado de Guerrero 14% de la población de 5 años y más (383,427 personas) es  indígena, mientras que en la región de la Montaña, 70% de su población se considera indígena (186,300 de un total regional de 270,951 de 5 años y más). Es relevante señalar que la región concentra 48% de la población indígena del estado, lo que caracteriza a esta región como altamente indígena.

Los municipios de la Montaña, que registran porcentajes más altos de población indígena son: Metlatónoc (95.8%), Acatepec (97.4%), Atlamajalcingo (97.6%), Cochoapa el grande 98.8%, Malinaltepec (91.3%), así como Xalpatláhuac, Iliatenco y Alcozauca, con alrededor de 90% en cada uno de ellos. Mientras que otros municipios registran poca población indígena, como Xochihuehuetlán (.04%), Alpoyeca (15%) y Huamuxtitlán (15%) (PNUD- CONANP, Plan Ecorregional de la Montaña, 2007)

En el resto del estado, se registra un grupo de 7 municipios con porcentajes igualmente importantes de población indígena; San Martín de Cintalapa (48%), San Luis Acatlàn (55%), Zitlala (58%), Copalillo (77%), Tlacoachistlahuaca (78%), Xochistlahuaca (92%), José Joaquín de Herrera (93%), concentrando 23% de la estatal. Como puede observarse, en este grupo de municipios más de 45% de la población en cada uno de ellos, es indígena (OP CIT).

Tiempo de ocupación del territorio: Existen referencias de su existencia hacia el año 2500 aC.

Formas de asentamiento: Los pueblos tlapanecos  se pueden identificar en tres unidades  de tipo administrativas, reconocidas legalmente y por sus habitantes: la ranchería (un paraje), el pueblo y el municipio.  Los bienes comunales o el ejido representan el tipo legal de la propiedad de las tierras.

En cuanto a la vivienda, Danièle Dehouve, 2001,  describe que no hay un tipo característico de vivienda. Los materiales utilizados, la distribución y la forma varían de una región a otra ya que el me'phaa tiene normalmente dos casas: una en el centro de la comunidad y otra en la ranchería en donde tiene sus terrenos de cultivo, donde vive la mayor parte del tiempo.
En la vivienda original, las paredes y el techo estaban hechos de tejamanil. La mayoría constaba de un solo cuarto y carecía de ventanas y de escape del humo del fogón, lo que permitía mantener alejados a los insectos.
Actualmente, las casas de la comunidad se hacen por lo regular de adobe con techo de teja, lámina de cartón o asbesto. El fogón, compuesto de tres piedras redondas, se ubica en el centro de la habitación. 

Imaginemos a un hombre en medio de La Montaña, mostrando un terreno cubierto de bosque de encino, y diciendo: ¡aquí habrá un pueblo! Así es como nacieron muchas rancherías, del puro sueño de un campesino perdido en la inmensidad de las montaña. Una vez talados los bosques y construidos los primeros edificios, la gente exclama: ¡es un pueblo que se está formando! Los lugares más planos parecen los más bonitos, destinados a recibir muchas construcciones y volverse el centro de un poblado con categoría superior. Un hombre forma con sus  hijos, yernos, primos y sobrinos un poblado. 

En la región tlapaneca un asentamiento ??muchas veces escondido detrás de un bosque de plátanos- comprende una o varias casas con una milpa, una huerta de café, de plátano o de jamaica y un corral de chivos. Los campesinos cultivan otras milpas en lugares un poco alejado, y dejan pastar su ganado en el monte. Estos pequeños núcleos de residencia pueden reunir a una unidad doméstica o a varias. Relaciones patri y matrilaterales. Un big man el que es capaz de organizar a un grupo (parientes, hijos, sobrinos, hermanos).

Los nombres de las rancherías se relacionan con historias de sus fundadores como Laguna Seca, de Malinaltepec: el fundador vivía con su padre en una parcela pantanosa. Vino el párroco de Malinaltepec a bendecir la parcela, y la laguna se secó hasta no quedar más que un poco de lodo.

Otra historia de asentamiento muy reciente es la de Plan de Galeana, que en 2001 un grupo familiar de 36 personas, encabezados por un señor de apellido Galeana, se establecieron a un costado del río en un paraje distante unos 2 kilómetros de la población de Iliatenco. En agosto de 2007 que visitamos ya registra una población de 200 pobladores.

Migraciones: El relato de fundación de Malinaltepec, del 6 de marzo de 1556? Aquí salimos donde está un arroyo de agua y donde se narra el otorgamiento de tierras por parte de señores con nombres precortesianos y cristianos, que se mantiene en la tradición oral de los pobladores.

En la época actual, comparado con los otros grupos indígenas de la Montaña de Guerrero, los me'phaa emigran menos debido a que su actividad en el campo absorbe la mayor parte de la fuerza de trabajo familiar. Tienen los mejores bosques de la región y el corte de la madera es fuente de ingresos. Emigran temporalmente a Acapulco y a la ciudad de México, aunque ya se comienza a observar incremento en la migración al extranjero. Hoy casi todas las familias tienen a uno de sus integrantes fuera de la comunidad.

Sistema de culto: EL sistema de culto de la zona me??phaa es católico en su mayoría y se observa en las fiestas a imágenes o santos a lo largo del año, aunque hay algunas incursiones de religiones evangélicas que han provocado enfrentamientos entre los habitantes, ya que al cambiar de religión ya no se sienten obligados a cooperar con el ritual católico.

Las creencias en  entidades anímicas  que son el nahuali ??li (doble animal del individuo y el tonal-li destino y fuerza del individuo.

En la época precortesina, los sacerdotes llamados, nahuali-li tenían el poder de transformarse en varios animales y lograban de esta manera, conseguir la lluvia o combatir a los enemigos de su grupo.

El levantamiento de la sombra. Las enfermedades especificas del niño recién nacido.

La rifa del maíz, la medida del brazo por el palmo servía para ??adivinar? si iban a sanar o morir los enfermos, el remedio que se les tenía que aplicar, o bien, conocer quien había hurtado alguna pertenencia.

La rifa del maíz, consiste en escoger de una mazorca o de entre mucho maíz los granos más hazonados (sasonados) y hermosos, de los cuales se entresacan tal vez diez y nueve granos y tal vez veinte y cinco, y esa diferencia causa la que tienen en ponerlos sobre el lienzo en que se echa la suerte. En otros casos, los granos se echaban en una jícara de agua. Era de dichoso agüero que el maíz cayera en el fondo del agua y de funesto presagio que quedara en la superficie o en medio.

Sistema económico: Los me'phaa dependen de la economía nacional, principalmente del mercado de café. El café y la madera, y algunas frutas nativas, son los principales productos ligados al mercado y que generan ingresos.

Las tierras descienden desde alturas que van de 2 800 metros hasta la de unos 800 metros sobre el nivel del mar, donde se encuentran las tierras fértiles  ribereñas al río Tlacoapa, muy codiciada por los agricultores, quienes desean realizar varias cosechas al año de maíz, plátano y café.

La posesión de bienes comunales también conlleva consecuencias económicas de peso: permite que la localidad dueña perciba arrendamientos de los pastores itinerantes de chivos que cruzan territorios; y, sobre todo, permite dar fundamento legal a la concesión de sus bosques  a empresas madereras.

La producción artesanal varía según la región. Los me'phaa de Acatepec, Malinaltepec, Tlacoapa y Zapotitlán Tablas elaboran con su familia gabanes de lana de borrego; las familias de Huitzapula, municipio de Atlixtac, hacen ollas y comales de barro, y los que conviven con los mixtecos de Atlamajalcingo del Monte, Metlatónoc y Tlapa tejen sombreros y sopladores de palma.

DESCRIPCI?N DE LA ECO REGI?N DE LA QUE FORMAN PARTE LOS TLAPANECOS

La región de La Montaña comprende varias zonas ecológicas, como la depresión del río Balsas, con una altura entre 1 000 y 1 500 metros sobre el nivel del mar y con una baja pluviosidad. Siguiendo su camino hacia el sur en dirección del Pacífico, el viajero sube hacia los altos de la Sierra madre del Sur, con alturas por arriba de los 2 000 msnm, que alcanzan los 3 000 metros en los cerros más altos. Para progresar en dirección hacia el Pacífico, hay que bajar hasta los 500 msnm por un relieve muy accidentado que alterna altos cerros con profundas cañadas y barrancas.

Casi toda la región tlapaneca se extiende entre los latos de la sierra y  la costa del Pacífico, una zona en la cual el relieve y la pluviosidad permiten la existencia de una gran variedad de nichos ecológicos, los cuales aprovecha el hombre para desarrollar sus actividades agropecuarias.

Oferta Climática: Los datos que siguen tuvieron como fuente el Plan Ecorregional, 2007 del PNUD y la CONANP.

En la región se tiene una variación de climas que, conjugados con otros factores físicos, determinan la presencia de diferentes tipos de ecosistemas y diferentes potenciales de aprovechamiento de los ecosistemas. Los climas predominantes son el clima semicálido subhúmedo con lluvias en verano (A)C(w) y semicálido húmedo (A)C(m), en la zona centro y norte de la región. El clima templado húmedo C(m) y subhúmedo con lluvias en verano C(w), en el sur de la región. El clima semiárido cálido BS1(h´)w y semicálido BS1hw en la parte norte de la región.

Oferta de suelos: En la región predominan cuatro tipos de suelos de acuerdo a la clasificación FAO UNESCO: regosoles, litosoles, cambisoles y rendzinas. Los suelos Regosoles se encuentran ampliamente distribuidos en las áreas agrícolas y forestales de los municipios de la región, con excepción de Metlatonoc, Cochoapa el Grande e Iliatenco. Aunque los regosoles son considerados suelos de formación incipiente y de baja fertilidad, en el área prioritaria de la cañada son la base de la producción agropecuaria en el agrosistema ribereño, que es el de mayor productividad agropecuario de la región. La producción de cultivos en este tipo de suelo requiere una alta aplicación de fertilizantes o de abonos orgánicos.

Los Litosoles se distribuyen en parte de los municipios de Metlatonoc, Alcozauca, Malinaltpec, Atlixtac, Atlamaljacingo del Monte y Olinalá.

Los Cambisoles ocupan porciones importantes de los municipios de Tlacoapa, , Zapotitlán Tablas, Copanatoyac, y pequeñas porciones de los municipios de Huamuxtitlán, Alpoyeca, Olinalá, Malinaltepec, Metlatonoc y Xochihuhuetán. Los suelos cambisoles tienen una fertilidad inherente bastante elevada y, aunque se requiere mantener su fertilidad a través del uso de fertilizantes, los agroecosistemas pueden manejarse con prácticas como la agroforestería  que permiten una producción agropecuaria importante.

Las Rendzinas se localizan en los municipios de Huamuxtiltán, Alpoyeca, Cualac, Olinalá y Xochihuehuetlán. Estos suelos tienen una capa delgada con alto contenido de materia orgánica, y su escasa profundidad y alta permeabilidad imponen fuertes limitaciones para la producción agropecuaria. Generalmente se requiere la aplicación de abonos orgánicos ya que el alto contenido de calcio pude producir deficiencias de microelementos.

Los litosoles son los suelos más pobres de la región, ya que son superficiales (su profundidad es de 10 cm. o menos). Estos suelos son típicos de las áreas montañosas o donde ocurre una erosión fuerte. En la región ocupan partes importantes de los municipios de Alcozauaca, Metlatonoc, IliatencoCochoapa el Grande y Malinaltepec, así como una pequeña porción del municipio de Atlamajacingo del Valle. Los litosoles son el sustrato de parte importante de los ecosistemas forestales de la región. La pérdida de la cubierta forestal de estos ecosistemas hace fuertemente vulnerable a estos suelos por la erosión hídrica.

Oferta del Relieve: El relieve está compuesto de zonas accidentadas, zonas semiplanas y  de zonas planas.  Las alturas de su orografía varían de 1,000 a 3,000 metros sobre el nivel del mar. Destacan los cerros: Zopitepec, la Lucerna, Iliatenco, Santiago, Soledad, Telpezahuac de las Hierbas y Cenizas,  Alcececa, Ahuatanahcia o Ahuatahuac y Metlantepec, otras elevaciones: El Coral, Apetzuca, Colorado y Ahuitlatzala, también los cerros de Ixtla, la Purísima y la Nube.

Vegetación y biomas: En la región se tienen tres provincias fitogeográficas principales. La provincia Serranías meridionales cubre la mayor parte de la región, un área importante se ubica en la provincia Depresión del Balsas y una porción muy pequeña forma parte de la provincia Costa Pacífica (Figura 6). Asociado a estas provincias fitogeográficas se ha delimitado dos tipos de vegetación potencial: bosque de coníferas y encino en la parte centro ?? sur de la región y bosque tropical caducifolio.

Los tipos de vegetación presentes en la región son el bosque de pino y mésofilo en las partes altas; pino-encino y encino en las partes medias ?? alta; la selva baja caducifolia en las áreas con menor elevación, y pequeñas áreas de palmar en noreste de la región y selva mediana en el sureste.

La distribución de los tipos de vegetación es importante ya que cada uno requiere diferentes estrategias de manejo. El aprovechamiento de recursos maderables está asociado a los bosques templados, mientras que las selvas bajas tienen mayor potencial de recursos no maderables.

De particular importancia es el bosque mesófilo de montaña que aunque cubre una superficie pequeña de la región, ecológicamente es muy importante y requiere protección especial.

CARACTERIZACI?N DE LA OFERTA HÍDRICA:

Oferta superficial:

Hidrología. La región de la Montaña de Guerrero está comprendida en las regiones hidrológicas Balsas y Costa de Guerrero, con una mayor superficie de la región dentro de la región Balsas. El parteaguas que divide a estas dos regiones hidrológicas (grandes cuencas) se localiza en las partes altas de los municipios de Atlixtac, Zapotitlán Tablas, Tlacoapa, Malinaltepec, Atlamaljacingo del Monte, Alcozauca y Metlatonoc. Los municipios ubicados completamente dentro de la región hidrológica del Balsas son Alpoyeca, Cualac, Huamuxtitlán, Olinalá, Tlacoapa, Tlalixtaquilla, Tlapa, Xalpatlahuac y Xochihuehuetán. Hacia la región hidrológica Costa de Guerrero drenan partes importantes de los municipios de Atlixtac, Acatepec, Zapotitlán Tablas, Tlacoapa, Malinaltepec, Iliatenco, Cochoapa el Grande y Metlatonoc.

Dentro de las dos regiones hidrológicas se ubican seis cuencas: Río Balsas ?? Mezcala, Río Tlapaneco y una pequeña porción de la cuenca del Río Atoyac, en la región del Balsas; Río Papagayo, Río Nexpa y Río Ometec o Grande en la región Costa de Guerrero. El río principal de la región, por su área de drenaje, es el Tlapaneco, que corre de sur a norte dentro de la Región Hidrológica del Balsas. La red de corrientes y la delimitación de las cuencas de la región se presentan en las Figuras 3 y 4.

En las estribaciones de la sierra Madre del Sur se observa la formación de dos cuencas hidrográficas, una de ellas desemboca en el río Balsas y la otra directamente al océano Pacífico.

El principal río de Zapotitlán, lo forman los afluentes de las montaña de Telmilinga, Cuapala, Cerro Verde, Matha Xaxdá, que en tlapaneco se le denomina Barranca Mora, río San Marcos; todos estos en su conjunto forman el caudal del río Tlapaneco, en el trayecto se le unen otros, formando así el caudal del río Balsas.

Existen otros ríos como el Papagayo y el Acatepec, además de los arroyos Mezcalapa, Camolotillo, Xochitepec, Mixcatapa, Ocotillo, Cachotepec, Platanal, Apetzuca, Zontecamapa, Capulín, Tamaloya, Mixcahuymatanaquilla.          

En Malinaltepec  se cuenta con los recursos hidrológicos del río Malinaltepec y los arroyos: Grande, Hondo, San Pedro, Rincón, Capulín, Iliate, Toronja, Víbora y Oxtocamac, Bandido, entre otros.

El potencial hidráulico con que cuenta el municipio lo forman los ríos Tlacoapa, Malinaltepec y Papagayo: Existen arroyos como el Tecolutla, la Nopalera, la Sabana, Ixcote, Zocoapa o Perico, el Sabino, el Tenazapa, el Mamey, las Huertas y el Ahuesuyo; estos arroyos sólo llevan escurrimientos en época de lluvias.

En Atlamajalcingo del Monte se cuenta con corrientes y cuerpos de agua de ríos y arroyos. El río de Cuautipán y el de Atlamajalcingo, los arroyos de Zilacayotitlán, El Rosario y Plan de Guadalupe.

ACCEDA DESDE AQUÍ A LA FICHA COMPLETA DEL PUEBLO TLAPANECOS

México

mexicoii Zapotecas del Itsmo Zapotecas del Itsmo Xochimilcas Xochimilcas Tzotziles Totonacos Tlapanecos Tepehuas Teenek Raramuris Nahuas de la Huasteca Nahuas de la Huasteca Nahuas de la Huasteca Nahuas de la Huasteca Nahuas de la Sierra Norte de Puebla Nahuas de la Montaña de Guerrero Otomíes Mixtecos de Oaxaca Mixes Mazahuas Mazahuas Haves Huicholes Huicholes Mexicas Mexicas Mayas Mayas Chontales de Tabasco Zapotecas del Itsmo Xochimilcas Tzotziles Totonacos Tlapanecos Tepehuas Tepehuas Teenek Teenek Raramuris Raramuris Purépechas Purépechas Nahuas de la Sierra Norte de Puebla Nahuas de la Montaña de Guerrero Otomíes Otomíes Otomíes Otomíes Mixtecos de Oaxaca Mixes Mazahuas Haves Huicholes Huicholes Huicholes Mexicas Mexicas Mayas Mayas Olmecas Olmecas Olmecas Chontales de Tabasco